miércoles, 3 de agosto de 2011

Fede Kapuscinski informa


 
Ni la televisión ni los periódicos locales han hablado del tema, pero, por lo que se dice, he podido enterarme un poco de lo que pasó, siendo esta información no contrastada.
Pongámonos en situación. El ex presidente zinderino, Mamadou Tandja, muy querido en su ciudad, llegó al poder en 1999. Por lo visto hizo cosas buenas por su país, pero estaba demasiado agarrado al poder. Prueba de ello es la modificación de la Constitución que pretendía hacer para mantenerse más de dos legislaturas en la presidencia. Para su aprobación Tandja disolvió el Parlamento y destituyó a los miembros del Tribunal Constitucional, quienes se negaban a dicho cambio.
Pero esto le costó el puesto debido al ordenado golpe de estado que los militares llevaron a cabo en febrero de 2010. Los militares dirigieron el país durante un año hasta que convocaron elecciones para devolver el poder a la población civil. Todo fue muy correcto y transparente. El actual presidente, Mahamadou Issoufou, resultó elegido el pasado marzo, tras un ejemplar proceso de transición.
¿O quizás no tanto?
Aquí empiezan los problemas. Según he podido saber, los militares hicieron desaparecer buena parte del dinero del estado en ese año de transición, y Mahamadou Issoufou lo descubrió y quiso sacarlo a la luz. Esto es lo que está haciendo ahora mismo que su puesto y su vida corran peligro. Los militares pretenden ocultar esto retomando el poder que amablemente cedieron hace unos meses, aunque esto cueste el cuello del presidente.
Los arrestos ya han empezado. Esperemos que todo quede en el intento, que siga el proceso democrático iniciado hace unos meses y, sobre todo, que aparezca el dinero de todos los nigerinos.
Seguiremos informando.

1 comentario:

  1. cHORVO!
    ya esta!ya cumpliste!
    anda vente(venite)para Lacoru!

    ResponderEliminar